Los puntos más importantes a la hora de planificar tu boda

La boda puede ser fácilmente uno de los momentos más importantes en la vida de una persona, es por esa razón que todos los que sueñan con un día casarse, desean que sea un día perfecto. Pero planificar una boda no es una tarea fácil, puesto que hay muchos factores los cuales deben ser tomados en cuenta, preparaciones que deben ser hechas con meses de antelación y mucho más.

Pero no hay que preocuparse, en este artículo te enseñaremos los puntos más importantes a la hora de planificar tu boda, para que tu día soñado sea lo más perfecto posible.

¿Qué no se puede olvidar?

Primero que nada hay que tener claro qué tipo de boda será, ¿una ceremonia religiosa o una boda civil? Esto es una decisión intima entre los novios para que definan que tipo de enlace quieren tener. En caso de que sea una boda religiosa se debe poner en contacto con la archidiócesis de la ciudad para pactar una cita con el párroco y poder fijar la fecha.

En el caso de que sea una ceremonia civil, se debe acudir a los juzgados de la localidad para confirmar todos los requisitos y trámites legales que deben llevarse a cabo.

Una vez fijada la fecha y con meses de antelación se debe fijar un presupuesto. Es fundamental ir controlando cada gasto que se hace, preparar el ambiente, comprar el vestido de la novia así como un traje para el novio y contratar el catering.

Reservar el lugar de la ceremonia es otro punto importante que entra dentro del presupuesto. Si es religiosa generalmente se celebra dentro de un templo consagrado y si es civil es fundamental elegir el lugar en el que se va a celebrar con tiempo.

Catering para eventos

Las invitaciones no pueden faltar, ¿Quién quieres que esté presente en este día tan especial para ti? Aquí el novio y la novia deberán decidir quiénes serán bienvenidos a la boda y les entregaran sus invitaciones correspondientes o simplemente pueden invitarlos personalmente.

Lo que sigue es el catering, quizás la palabra no les suene a muchos pero se refiere al servicio de comida que se contrata para la boda. ¿Qué clase de boda no tiene un servicio de comida? El catering es una parte importante debido al ambiente y toque personalizado que le da a la boda, siendo que se pueden escoger distintos tipos de este los cuales se adecuen a los gustos de los novios y encajen con su presupuesto.

Existen distintos tipos de catering, cada uno con enfoques y servicios distintos para satisfacer a los novios.

  • Cóctel: Este estilo es ideal para bodas informales ya que son más fáciles de organizar y cuentan con precios accesibles. Consta de cocteles servidos con pequeños bocados y algunas bebidas seleccionadas previamente por los novios. Es un estilo utilizado más que nada para celebrar en un ambiente familiar, en espacios preparados con mesas altas donde los invitados pueden conversar.
  • Buffet: Es la mejor forma de ofrecer una enorme variedad y cantidad de comida a la vez en una boda. Dentro de los bufets existen varios tipos, llegando a poder escoger entre platos calientes o fríos así como bufets especiales de quesos, vegetarianos o de carne. Llegando a ser más informal ya que aquí cada invitado decide qué comer, pero da un ambiente animado y tiene mucho más ritmo que esperar por los camareros a que sirvan la comida.
  • General o Comida: Es el estilo más tradicional y más elegido por los novios, consta de una cena o comida en la cual los invitados están sentados la mayoría de veces en mesas redondas, de diez a doce asientos dependiendo de los novios y disfrutan de una serie de platillos servidos por los camareros. Generalmente los novios deciden tres platos: una entrada y dos platos principales, normalmente acabando la comida con un postre o café.

Contratar un servicio de catering especializado en bodas también puede asegurar una personalización de varios detalles. Cosas como el tipo de mantelería, centros de mesa y el tipo de mobiliario. Recuerda que un buen catering es aquel capaz de hacer platillos de calidad en cualquier entorno y es indispensable para una boda de ensueño.